¿No encuentras algo? Búscalo aquí

lunes, 5 de junio de 2017

Donde las calles no tienen nombre Mónica Rouanet

Hace un año justo encontré a Mónica Rouanet firmando en una caseta de la Feria del Libro de Madrid. Su libro, Donde las calles no tienen nombre, estaba esperando a ser leído en mi estantería, así que le pedí que me firmara en un marcapáginas o en algún otro lado para después dejar la firma dentro del libro. Por su reacción creo que le pareció una petición un poco rara, pero igualmente me firmó en una libreta que me regaló el librero y yo me fui tan contenta con la dedicatoria.  Por supuesto la guardo en la primera página del libro.
Lo que más me gustó cuando vi el libro por primera vez fue que hablaba de Madrid. Soy una enamorada de mi ciudad, ¡qué le vamos a hacer! Otra cosa que me llamó la atención fue que la protagonista piensa que su madre está detrás de la muerte de su padre y decide investigar para ver qué ha pasado realmente. La policía dice que fue un accidente pero ella no está tan segura. El hecho de que María, que así se llama la protagonista, sospeche de su madre me hizo interesarme mucho más por la historia.
Además de la muerte “accidental” de su padre, María también tiene que hacer frente a la muerte de su exprometido, Gonzalo. Habían perdido el contacto durante mucho tiempo pero recientemente se habían reencontrado y se había forjado una buena amistad entre ellos.
Nada más abrir el libro conocemos a María, una joven de treinta y cinco años (y sí, digo joven porque es la edad que tengo yo y necesito creérmelo) que no está nada contenta con la vida que lleva. El ahogo que sufre viviendo bajo el ala de su madre no la deja más opción que salir huyendo y resguardarse en un piso alquilado y comenzar la investigación desde ahí. Su madre diría que la ha estado sobreprotegiendo porque es la única chica de tres hermanos pero la verdad es que ella sabe que la han estado engañando de manera premeditada.
Por supuesto el machismo de la madre es cosa aparte, pero también destacable.
Según ella, las esposas estaban obligadas a conseguir que sus maridos llegaran a lo más alto, aguantando cualquier cosa y evitando el escándalo a toda costa.
No será un camino de rosas para María, pero encontrará gente que la ayude a averiguar la verdad sobre la muerte de su padre y su exprometido, por muy dolorosa que ésta sea. Y no lo tendrá fácil, no, para confiar en ciertas personas. Cualquiera podría estar intentando manipularla como han hecho toda su vida y tiene que confiar sólo en su instinto.
Como en toda novela de tintes negros nos encontramos con varios muertos, una investigación, un poco de amor y un mucho de misterio. Para mí es la mezcla perfecta así que he disfrutado mucho con la lectura.
Tal vez el único pero que puedo poner es a la historia de amor, que no me la he creído demasiado, sobre todo al principio; aún así, el libro me ha durado muy poco entre las manos. Además te adentra por lugares de Madrid, tal vez no tantos como me habría gustado a mí, pero sí por bastantes, y eso, en sí mismo, ya es un plus.

4 comentarios:

Eyra dijo...

Hola!

Te leo en diagonal, es uno de los que tengo esperando hace tiempo, supongo que lo leeré este verano.

Un beso

Lesincele dijo...

Pues quitando el pero de la historia de amor, el resto me parece bastante atrayente. El tema de la firma en marcapaginas o libreta lo veo normal! a mi me lo han hecho varias veces algunos amigos para luego poder tenerla ^^
Un beso!

Margari dijo...

Pues no conocía este libro. Y me ha resultado muy atractivo, pese a esa fallida historia de amor. Lo tendré en cuenta.
Besotes!!!

Mer mer dijo...

Me gusta esto de pasarme por diferentes blogs y descubrir lecturas que no conocía, como el libro que nos dejas en esta entrada. Lo anoto.

Saludos.