¿No encuentras algo? Búscalo aquí

jueves, 20 de diciembre de 2012

La vida de una rosa Laura Tejo

El remordimiento es un gusano que te corroe las entrañas sin piedad.
Cuando leas estas páginas, querido nieto, ya no estaré en este mundo. Mi tiempo habrá pasado, como un soplo, como discurre cualquier presencia humana. He amado, he sufrido, se puede afirmar que he vivido, con mayúsculas. Siempre he intentado ser feliz con los medios de los que he dispuesto, aquellos que los dioses pusieron en mis manos. Si durante muchos años no lo he conseguido, no estoy muy segura de que se deba a ellos mi fracaso. 

Si no hubiera sabido de antemano que estaba leyendo una novela escrita de manera autobiográfica habría pensado que es imposible que a una sola persona le pasasen tantas cosas en tan poco tiempo. Laura Tejo, que pasó a ser Laura Mayer primero y Laura Warren después, fue una chica leonesa que vivió la guerra civil española, la II Guerra Mundial, la postguerra y por último el sueño de empezar de cero y ser feliz lejos del caos y el drama de la guerra. De verdad os digo que después de todo lo que pasó la muchacha se merecía ser feliz.   

Unos años antes de su muerte Laura Tejo dejó por escrito este libro, que le fue entregado a su nieto al poco de fallecer. Gracias a él podemos disfrutar de esta historia.
 
Estamos en León, un poco antes de que comience la guerra civil. Laura va al colegio, tiene su grupo de amigas y una tranquila vida familiar junto con sus padres y sus hermanos, un chico y una chica. Con el comienzo de la guerra aparecen soldados alemanes que están ayudando al bando franquista. Uno de esos soldados es Helmut Mayer, el que será primer marido de Laura. Poco a poco la va cortejando y cuando ve que su separación es algo que se aproxima decide declararse. Se casan poco después y se marchan a vivir a Berlín, donde viven los padres de Helmut. Allí Laura tendrá que aprender alemán y acostumbrarse a su nueva vida, siempre apoyada por Helmut y por sus suegros. Al poco tiempo tienen un hijo al que llaman Martin. La tragedia llega cuando el avión que pilota Helmut cae al vacío y él muere, dejando sola a Laura en Berlín, solo con el apoyo de sus suegros. Al principio de la II Guerra Mundial, Alemania se las prometía muy felices, pero poco a poco la cosa se va complicando para los alemanes hasta el punto que vivir allí se convierte en un infierno para todos. Bombardeos, sirenas, gritos, miedo. No me puedo imaginar lo que tiene que ser sufrir una guerra, de verdad, por mucho que lo intento no consigo hacerme a la idea. Vivir con una maleta hecha, dormir vestida por si hay que salir corriendo, encerrarte en un sótano y esperar que cuando todo haya acabado puedas salir de nuevo. Sobrecogedor.
 
Después de la guerra es casi peor, no hay dinero, no hay comida, no hay nada y tiene que hacer todo lo posible por sobrevivir, lo cual no es tarea fácil. Hasta que aparece Andrew Warren, el que después se convertirá en su segundo marido. Es un militar americano que trabaja para la embajada. Después de un tiempo se trasladan a vivir a EEUU y de allí a los destinos militares a los que envían a Andrew.
  
Laura Tejo tiene lo que se dice una vida intensa.
 
El libro me ha gustado mucho excepto por una parte en la que describe los aviones, explicando sus características, comparándolos con modelos anteriores y posteriores y dando un montón de datos que a mí, personalmente, no me han aportado nada y me han aburrido mucho. Demasiada información técnica para mi gusto y con nombres alemanes para más inri. Por lo demás el libro es un 10. Un canto a la libertad del ser humano, un llamamiento a estudiar el sinsentido de la guerra. No es el primer libro que leo de alguien que ha escrito sus vivencias en la II Guerra Mundial y no por ser algo ya visto deja de ser impresionante. Te deja sin palabras saber hasta dónde fue capaz de llegar un ser humano. Hasta donde podemos llegar. Y lo que es peor es que esto no tiene pinta de estar mejorando en ningún aspecto, si no mirad Siria, por poner un ejemplo, gente muriendo todos los días en el horror que es la guerra. Soldados jóvenes muriendo, dando la vida por su país cuando su país seguramente no hace nada por ellos, mujeres jóvenes sin poder alimentarse, niños que no tienen un juguete ni un trozo de pan que llevarse a la boca.  
 
La vida de una rosa es sin duda una historia increíble que desgraciadamente fue verdad. De ella se aprende que por muy mal que se esté, siempre hay alguna forma de salir adelante.

También me gustaría hablar de la portada, y es que creo que no es representativa de lo que se encuentra en el interior. La mayor parte del libro te habla de guerras, no de templos y países exóticos y viendo la portada es lo que se podría pensar. En relación al nombre de la novela decir que no podría haber sido otro. En el desarrollo de la historia te cuentan el por qué y me parece un nombre genial para esta historia.
 
Por último quiero dar las gracias a Beabela Books por regalarme el ejemplar. Sé que es un libro que no habría leído si no me lo hubieran ofrecido ellos. Ahora sé, que me habría equivocado de lleno ignorándolo.

11 comentarios:

Tatty dijo...

A mí también me gustó muchísimo este libro y le pongo el mismo pero, la parte de los aviones que se me hizo un poco pesada pero el resto es una maravilla
besos

Uriska dijo...

He visto varias opiniones ya del libro y me llama, espero sacar tiempo para hacerle hueco :) Bss,

mientrasleo dijo...

He leído muchísimas opiniones sobre este título. Además para todos los gustos... y not ermina de convencerme. Creo que será de los títulos que deje pasar
Besos

Lesincele dijo...

A mi también me gustó mucho, fue un buen descubrimiento jeje
Un beso!

Shorby dijo...

Lo tengo en casa esperando turno!
A ver si me quito libros pendientes...

Besotes

Narayani dijo...

Tatty, es que realmente no aporta nada a la historia, ¿verdad? Por lo demás me encantó.

Uriska, yo desde luego te lo recomiendo.

Mientrasleo, es imposible que a todos nos gusten las mismas lecturas ;-)

Lesincele, sí, un gran descubrimiento. Yo ya te digo, si no me lo hubieran regalado no lo habría leído seguramente...

Shorby, tienes que hacerle un hueco.

Besos para todas! Y buen finde!

Goizeder Lamariano Martín dijo...

A mí también me gustó mucho el libro, es increíble ver que a una persona le ha tocado vivir y sufrir tanto. Es muy intenso y conmovedor. Muchos besos.

Margari dijo...

Se nota que lo has disfrutado. Y no es la primera reseña positiva que leo, pero no sé por qué, no me termina de llegar. así que no creo que me anime con este libro.
Besotes!!!!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Wow, me ha gastado mucho como nos lo cuentas el caso es que tengo impresiones encontradas con esta novela, hay muchas opiniones de un lado y otro. Ahora me inclino al sí. Besos

Narayani dijo...

Goizeder, la palabra es esa: intenso.

Margari, no nos pueden gustar a todos las mismas historias. Aún así si lo leyeras creo que te gustaría ;-)

Marilú, ya nos contarás si al final la lees. A mí alguna vez me ha pasado eso de leer reseñas buenas y malas y quedarme sin saber qué hacer, jeje.

Besos a todas!

Carmen dijo...

A mí también me gustó mucho, Narayani!! Aún tengo pendiente el colgar la reseña...
Besos,