¿No encuentras algo? Búscalo aquí

domingo, 4 de diciembre de 2016

Ana y la casa de sus sueños L. M. Montgomery

Como es imposible hacer la reseña de este libro sin desvelar qué pasa en libros anteriores quiero empezar diciendo simplemente una cosa: tenéis que conocer a Anne Shirley. En especial recomiendo el primer libro suyo, Anne de las Tejas Verdes, aunque los demás también están muy bien.

El que traigo hoy es el quinto libro de la saga y, aunque reconozco que no pasan demasiadas cosas y que no tiene un ritmo frenético, me ha gustado mucho. Anne se casa y se va a vivir lejos de Avonlea junto a su marido a una casita entrañable a la cual apoda "la casa de sus sueños". Y es que ella siempre ha soñado con una casa como esa. No es demasiado grande, tiene historias bonitas encerradas en sus paredes y es muy acogedora. Poco a poco va conociendo y haciendo amistad con sus vecinos más cercanos, lo que hace que se sienta cada vez más cómoda. Le gusta pasear por la playa, trabajar en el jardín, visitar a sus amigos y recibir visitas en su casa.

Se acordó de la primera mañana que se había despertado en aquel cuartito y la luz del sol la había acariciado a través de la vieja enredadera de rosas. Aquel no había sido un despertar feliz porque traía consigo la amarga desilusión de la noche anterior. Pero desde entonces, aquella pequeña habitación se había hecho querida y había sido consagrada por años de felices sueños de niñez y ensueños durante la adolescencia.

De Anne y su marido poco se puede contar a estas alturas que no sepamos ya, pero los personajes nuevos darán mucho juego. Tenemos por un lado a una mujer soltera por decisión propia, que además es feminista (ningún hombre hace nada bien según ella), por otro lado al capitán Jim, que trabaja en el faro y que es de esas personas que todos queremos tener cerca, y por último a una joven esposa que se tiene que hacer cargo de su marido después de que éste quedara tocado de la cabeza después de un accidente.

Anne y su marido, mientras tanto, avanzan en su relación. Siguen madurando tanto individualmente como en pareja y se ve que están igual de enamorados que el primer día. Hacen una bonita pareja.

Una vez más, y ya no sé cómo seguir haciéndolo, recomiendo leer estos libros. Están catalogados como juveniles, pero de verdad que pienso que todo el mundo puede disfrutarlos.

La edición de ToroMítico me gusta mucho pero tengo que ponerle un pero y es que las ilustraciones en blanco y negro que ponen de vez en cuando nunca coinciden con el capítulo que se está leyendo. A veces te ponen algo que has leído un capítulo o dos antes, pero otras veces te ponen imágenes de cosas que aún no han  pasado (me han desvelado un par de cosas antes de tiempo que no me ha hecho mucha gracia) Por lo demás tiene unas preciosas ilustraciones a color en el centro y una separación entre capítulos con filigranas que hace la edición más bonita y cuidada.

ADAPTACIÓN

Hace un par de meses mi madre y yo nos dimos un atracón de Anne de las Tejas Verdes en la tele, y es que nos dio por ver los dos primeros DVD que van desde el primer libro hasta el cuarto. El tercero lo componen los cuatro últimos libros y por eso he decidido no verlo aún. Todos los libros me han gustado mucho y la adaptación del primero es sencillamente genial, pero el segundo DVD se me hizo bastante pesado (además que no fueron muy fieles a los libros)

Traducción del libro: Elena Casares Landauro
Ilustraciones: Sara Lago y Antonio Cuesta

Los libros de la colección que he leído hasta ahora:



martes, 29 de noviembre de 2016

La frase del martes - 177


Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca.

-Jorge Luis Borges

sábado, 26 de noviembre de 2016

Un perro Alejandro Palomas


Comencé Un perro sabiendo que me iba a gustar. No sé, supongo que me estoy acostumbrando a que me guste todo lo que hace Alejandro (si lees esto, sin presión, ¿eh?) y ya doy por hecho que va a ser un gran libro incluso antes de leerlo.  

Recuerdo que en Una madre me llamó la atención que toda la historia transcurriera en un día; en este que traigo hoy hace exactamente lo mismo y la fórmula me ha gustado tanto como la primera vez. Cuenta cómo pasan las horas mientras recuerda cosas pasadas. En este caso cómo R llegó a su vida y qué pasaba en la vida de cada uno en ese momento.  

Podemos embarcarnos en la lectura de Un perro sin haber leído Una madre, sí, pero yo recomiendo hacerlo en orden. Más que nada porque cuando lo acabes vas a querer saber más y vas a ir a por Una madre y ya vas a saber cómo acaban algunas de las historias que se cuentan. Quedáis avisados... 

La familia, compuesta por dos hijas, un hijo, una madre y dos perros, se ha reunido en casa de Amalia, la madre, para conocer a la familia política de una de las hijas. Después de la merienda cada uno se va a su casa, por eso le resulta tan raro a Amalia encontrar a su hijo Fer en la cafetería de su barrio un poco más tarde. Ambos comienzan una conversación, no siempre coherente, sobre la vida y la familia, que a veces te llevará a la risa y otras al llanto. Y es que Amalia tiene esas cosas de niño pequeño que te suelta sin pensar. O tal vez lo piense y le dé igual. No tiene filtro, suelta las cosas según le vienen.  

En Un perro volvemos a adentrarnos en la familia de Fer, que es quien nos cuenta todo, y somos testigos de los miedos de cada uno, de sus miserias, pero también de sus sueños y de sus logros, lo que da equilibrio a la historia. No dejan de ser una familia, con sus cosas buenas y con sus cosas malas, en la que lo importante no es lo que pasa sino cómo hacer frente a ello. Juntos, siempre juntos, remando en la misma dirección para no hundirse.  


"Un miembro de la familia es la pieza de un rompecabezas. Si falta, se le echa de menos. Pero si no hay añoranza, es que era solo parte, no miembro."


Imagino que a estas alturas os estaréis preguntando dónde está el perro que da nombre al libro, ¿no? Pues bien, para llegar ahí hay que leer varios capítulos. Se habla de R durante todo el libro, pero ¿quién es? ¿Dónde está?  

Por último un "pero" que he encontrado es que algunas veces se alarga mucho la historia del pasado y deja en suspenso la del presente durante demasiado tiempo. Mantener la intriga un tiempo está bien pero mucho tiempo me pone nerviosa porque quiero saber… Esa es la única pega que le puedo poner.

Y ya está. Si queréis saber más de R, de Fer y del resto de la familia tendréis que leer el libro. Como siempre con los libros de Alejandro no puedo hacer otra cosa que recomendar su lectura.

--------------------------------------------

Y os dejo la firma del libro también. Me encantó la presentación de Un perro que hizo en Madrid en febrero de este año. Si tenéis opción de ir a alguna de sus presentaciones, también os recomiendo que lo hagáis.

martes, 22 de noviembre de 2016

La frase del martes - 176


Si mi sonrisa mostrara el fondo de mi alma mucha gente al verme sonreír lloraría conmigo.

-Kurt Cobain

martes, 15 de noviembre de 2016

La frase del martes - 175


Nada se olvida más despacio que una ofensa; y nada, más rápido que un favor.

-Martin Luther King

viernes, 11 de noviembre de 2016

Un monstruo viene a verme Patrick Ness

Hay libros que sabes que sí o sí los vas a leer. Puede que no sea hoy, ni mañana, pero en algún momento le vas a hacer un hueco en tu agenda lectora porque sabes, intuyes, que es un libro que va a ser importante. "Un monstruo viene a verme" era uno de los pocos libros que estaban en esta lista de libros importantes. Ahora sé que no me equivoqué al ponerlo ahí.
 
Para mí hay dos temas principales en el libro: la enfermedad y el bullying. Contra la enfermedad muchas veces no se puede hacer nada; otras muchas, por suerte, sí. Contra el bullying hay muchas cosas que se pueden (y deben) hacer. Quien me conozca un poco sabrá que siento pasión por mis sobrinos. Ahora mismo son muy peques, tienen cinco y dos años y medio, pero que les puedan hacer algo, o que ellos puedan hacérselo a otros niños es algo que me preocupa y que me da realmente miedo.

Conor es el protagonista de esta historia y por desgracia le toca vivir ambas cosas. Su madre está enferma de cáncer y cada vez se encuentra más débil; y por otro lado en el colegio no es lo que se dice un niño popular, por lo que termina siendo siempre el centro de las burlas de los matones. Como si no tuviera suficiente con eso comienza a recibir la visita de un monstruo por las noches que parece malo pero a la vez también parece bueno...

El monstruo llega para contarle a Conor tres historias de las que se supone que él tiene que encontrar un significado; algo así como una moraleja. A cambio Conor tendrá que contarle al monstruo una historia. LA historia. SU historia. Y eso es algo que a Conor le da pavor, más que el monstruo, mucho más. Y es que en el fondo, intuimos que el monstruo viene a ayudar, no a asustar.

Hay poco que se pueda decir de Un monstruo viene a verme después de todo lo que se ha dicho estas semanas de la película. La gente ha ido en masa a verla y, los rezagados que aún no habíamos leído el libro, hemos ido a las librerías a comprar nuestro ejemplar. No he visto la película y la verdad es que no sé si la llegaré a ver. Por el momento me quedo con la historia bien guardada aquí dentro (palmadita en el pecho a la altura del corazón) aunque no creo que haga falta cerrarla con llave porque no creo que se vaya a mover de ahí en mucho tiempo.

-¿Qué quieres de mí?
-No es lo que yo quiera de ti, Conor O'Malley. -El monstruo pegó la cara a la ventana-. Es lo que quieres de .
-Yo no quiero nada de ti -replicó Conor.
-Todavía no -dijo el monstruo-. Pero ya lo querrás.

Por último quiero decir que la edición que he leído, la de DEBOLS!LLO, es una auténtica maravilla. Tiene ilustraciones de Jim Kay cada pocas páginas que ayudan a meterte en la historia, más si cabe...

martes, 8 de noviembre de 2016

La frase del martes - 174



Tú y yo tenemos un amor pendiente pero vamos a llamarlo café, que da menos miedo. 

-Selam Wearing

jueves, 3 de noviembre de 2016

Lady Susan Jane Austen

En verano leí este relato de Jane Austen y no sé muy bien porqué quedó sin reseñar.

Lo primero que llamó mi atención fue que Lady Susan, la protagonista, no se parecía al resto de personajes principales que había leído en otras novelas de la autora. Aunque también es cierto que no he leído todas sus novelas.

Lady Susan es una mujer a la que sólo le interesa el matrimonio. Es bonita e inteligente y acaba de quedar viuda, pero eso no le impide estudiar opciones tanto para ella como para su hija de 16 años. Necesitan un hombre del que vivir y es capaz de cualquier cosa para conseguirlo. Si otros personajes de Jane Austen han sido más dulces y con menos maldad, en este libro nos encontramos con que Lady Susan es una mujer fría, estricta y egoísta.

A través de cartas nos vamos enterando de cómo avanzan sus planes de casarse y de casar a su hija. Correspondencia que por un lado tiene ella con una amiga, y que por otro lado su cuñada mantiene con su propia familia. No se fía de ella... y con razón.

Para explicar qué ocurre al final de la historia la autora prescinde del formato epistolar y nos presenta un epílogo en el que nos da detalles de cada uno de los personajes.

El libro me ha gustado bastante, pero no se va a convertir en mi libro favorito de Austen. Al ser formato epistolar es fácil de leer, aunque al principio me hice un poco de lío con los nombres. Por lo que he leído en algunos comentarios de internet creo que esto no sólo me pasó a mí.

Estas son las novelas de Jane Austen que he leído hasta el momento así que todavía me quedan algunas para leer por primera vez. Después tocará releer...


martes, 1 de noviembre de 2016

Otoño en Londres Andrea Izquierdo

Con Ilustraciones de Elena Pancorbo.

Describiría Otoño en Londres como uno de esos libros que caen en tus manos por casualidad y que llaman tu atención al momento. Lo empecé a leer al poco de que llegara a casa y tengo que decir que me duró muy poco a pesar de sus más de 500 páginas. Es una lectura ágil que está compuesta por varios capítulos no muy largos y en los que descubrimos, siempre en primera persona, a los distintos personajes que componen la historia. Cada capítulo te deja en suspenso hasta que llega el siguiente (o el que sigue a éste) y eso provoca que queramos leer siempre sólo un capítulo más.

A pesar de que hay un gran número de personajes para mí hay uno que sobresale sobre el resto y ese es Lily, una chica española que se va a vivir y a estudiar a Londres su último año. Fijará su residencia en el hotel Ellesmere, en un barrio muy elitista, donde también viven sus compañeros de escuela. Su mejor amiga, Ava, es una chica muy reservada a la que vamos descubriendo varios secretos a lo largo de la novela. También aparece en escena Oliver, el ex de Lily, que es el principal motivo por el que se va a Londres.

Por otro lado está Tom, un youtuber hiper famoso, que vive con su mejor amigo, Finn, y que nos cuenta su día a día como figura pública: presentaciones, estrenos de cine, viajes y demás eventos. Un día Lily y Tom se conocen  por casualidad y empiezan a quedar, y aquí es donde la historia, para mí, hace aguas. Tom es muy famoso pero tiene unas medidas muy exageradas para mantener su anonimato y no me ha resultado creíble nada de lo que hace. Leer sus soluciones para que nadie le viera o para que Lily no averiguase ciertas cosas de él me hacía salir de la historia por completo.

Si quitamos ese pero el libro me ha gustado bastante. Es entretenido y adictivo y además toca temas importantes como las drogas, desórdenes alimenticios o la homosexualidad.

Otoño en Londres es el primero de varios libros. Cada uno de ellos será una estación y estará ubicado en una ciudad diferente y, siento decir, que habrá que leer todos para saber cómo acaban las historias, que ahora mismo han quedado todas abiertas. De hecho el final es demasiado abierto para mi gusto (y ya puesto no muy creíble, aunque pudiera ser...)

En resumen, es una lectura juvenil muy recomendable si eres fan del género y si te gusta el tema de los canales de YouTube. Yo personalmente no sigo ninguno pero investigaré un poco porque ahora tengo curiosidad...

No debería estar aquí.
Son las nueve y diez de la mañana. Es viernes y llueve... Llueve mucho.

Para terminar quiero comentar que al principio del libro hay ilustraciones de todos los personajes creados por Elena Pancorbo. Por lo general me gusta imaginar los personajes pero en esta ocasión no me ha importado que me dieran eso hecho.



La frase del martes - 173


Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.

-Miguel de Cervantes